Cuando ya no había cuándo,
Y pocos eran muchos...
Llegó usted, con sus bolsillos rotos,
Con sus manos vacías...
Y, el todo fue nada...
Usted, me reinició...
Beatriz Fonnegra.
@Derechos reservados

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.