Languidez

Cuantos caminos he recorrido
en los parajes desiertos
donde el cielo tumbó las efigies
y se oyen los gritos de lamentos ajenos.
Cuantas horas de búsqueda entre vientos y luces
que pasman la mirada esperadora
de los arreglos del tiempo.
¡Cuantas pisadas en la arena fría!
Siempre de la mano de las semanas sin días,
¡Cuantas palabras escritas para gritar los silencios!
No se ha esfumado el olor de las violetas,
ellas besan el viento al compás del canto
de los pájaros somnolientos.
Crujen las tejas de la estancia vacía,
el salitres corree sus soledades
cuando el aire se viste de luz
y los castillos de arena caen
como cayó el alma peregrina del caminante.
!Cuantas lineas seguiré trazando
en los papeles arrugados de soles...!

Mariela Lugo

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.