Amor
regálame otra noche como aquella
en la que nuestros besos apasionados
nos llevaron a un lugar mágico,
en la que tus manos sobre mi piel
me hicieron estremecer,
en la que nuestros cuerpos
se fundieron en uno.

Amor
regálame otra noche como aquella
en la que nuestros corazones
al unísono,
cantaron un bello himno al Amor.

Amor
regálame otra noche como aquella
en que cobijada entre tus brazos
al fin me sentí,
protegida y amada
hasta que el sol de la mañana
dio paso a un nuevo día.


Maria Glez Méndez

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.