Noche

La algarabía irrumpe la noche quieta
la habitación oscura huele a ceniza
el invierno arropa los verso fríos
del poeta ermitaño.
Solo la hierba se guarece
bajo la alfombra
de la gente que no reacciona
ante la muerte de la mariposa azul.
Los dolientes se lamentan
en la calzada despavorida.
Los que sorben siguen
riéndole a la pared pintada de gris.
La Alfonsina se llevó los sueños
que tejieron juntos en la cima
de la cumbre de papel.
No hay regreso para los que siguen
subiendo los peldaños de los silencios.
Solo la palabra devolverá
la lozanía del alcor
colmado de mimosas violeta.
El sol tributario
tambalea en la mañana perenne,
allí, encontrará la brizna tibia
que ha guardado el abedul
de voz recia…como la tuya.

Mariela Lugo

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.