Entable una conversación con la neurona,
esa que a veces decide vivir la vida sola
( debe de ser porque se quedó abandonada,
sus hermanas se dieron a la fuga después de
años que este cerebro loco no les hiciera caso)
decidimos hacer un trato,
sin responsabilidad, ni conciencia,
ella me dejaría volar
y yo alegraría su vida
dejándola marchar

Hoy, ella vive feliz, rodeada
de sus hermanas,
en aquella cabeza amueblada

Hoy, yo vivo feliz, en este cerebro
sin sentido ni razón,
que me deja volar
entre locuras sin fin

...
Me acompañas ?

...

Maria Glez Méndez

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.